Buenos Aires
17°
Niebla superficial

Dan marcha atrás con un protocolo sobre el aborto y desata una crisis en el Gobierno Argentino

por | Nov 21, 2019 | Argentina, Destacadas

Una decisión inconsulta provocó una crisis inesperada en el gobierno nacional. Cuando faltan 19 días para entregar el poder, con el respaldo del presidente Mauricio Macri, la ministra de Desarrollo Social desautorizó la actualización del protocolo de actuación para casos de interrupción legal del embarazo que había firmado ayer el secretario de Salud, Adolfo Rubinstein, que quedó en la cuerda floja, aunque hasta anoche nadie le había pedido la renuncia.

Rubinstein firmó una resolución, que se publicó ayer en el Boletín Oficial, que permitía a las adolescentes menores de 15 años abortar en hospitales públicos, por considerar que cursar un embarazo a esa edad constituye un riesgo físico y psicológico para su salud. Además, establecía que quienes tengan entre 13 y 16 años podrán abortar sin que se les pueda exigir la autorización de los padres, si se trata de un embarazo de menos de 12 semanas y de un aborto medicamentoso.

La disposición cayó como una bomba dentro de Juntos por el Cambio y desató un nuevo foco de tensión entre el macrismo y el radicalismo. Macri y Stanley se enteraron del nuevo protocolo con las primeras quejas.

Así, el Presidente le dio luz verde a la ministra, jefa de Rubinstein, para voltear la medida. Si bien el argumento formal para revocar la decisión del secretario de Salud fue que no cumplió con los requisitos mínimos para avanzar -no informó ni pidió la opinión de la Secretaría Nacional de la Niñez, del Instituto Nacional de la Mujer y de la Agencia Nacional de Discapacidad-, lo cierto es que cuando restan menos de tres semanas para que asuma Alberto Fernández, nadie en la Casa Rosada quería instalar un tema que genera un fuerte debate en la sociedad.

El malestar fue aún más grande porque el Presidente y sus principales colaboradores -entre ellos, Stanley- se enteraron de la resolución una vez que ya estaba definida. “Se va a revocar mañana [por hoy]”, adelantaron fuentes cercanas a la ministra de Desarrollo Social, que estuvo durante todo el día en contacto con el Presidente y el jefe de Gabinete, Marcos Peña.
El enojo de los funcionarios de Macri chocó con el respaldo de parte del radicalismo, lo que vuelve a elevar las diferencias internas en el frente.

Ernesto Sanz, por ejemplo, fue el primero en salir a respaldar a Rubinstein, al que calificó como “un funcionario ejemplar, un lujo de la salud pública”. El mendocino, jefe político del secretario de Salud, agregó: “Como tantos radicales a lo largo y ancho del país, nos sentimos orgullosos de su gestión”.

 TE PUEDE INTERESAR

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

VIA TWITTER
VERSIÓN DIGITAL
INSTAGRAM TRICOLOR