Buenos Aires
19°
Despejado

El ciclismo ve la luz al final del túnel. Prevención sanitaria, incertidumbre y expectación ante una temporada atípica

por | Jul 13, 2020 | Deporte, Destacadas

A dos semanas del comienzo de las grandes pruebas ciclistas con la Vuelta a Burgos (28 julio-1 agosto), organizadores, equipos y corredores ultiman los detalles para volver a la carretera y poner fin a 5 meses de parón obligado por la pandemia del coronavirus. La prevención sanitaria será el pilar fundamental en una temporada atípica, concentrada en 3 meses y llamada a las sorpresas.

El ciclismo también parece tener 7 vidas. Si ha sobrevivido a lacras como la del dopaje o crisis económicas agudas, ahora se dispone a afrontar la vuelta a la competición con medidas de seguridad extraordinarias. La UCI, los organizadores, los propios equipos y, por supuesto, las autoridades públicas, están terminando de diseñar el plan para garantizar la salud del pelotón y de todas aquellas personas que lo acompañan.

En cada prueba todo el mundo estará controlado, antes, durante y después de la carrera, desde los corredores hasta los empleados de montaje de salida y meta, auxiliares, periodistas…..El objetivo es claro: todos deben llegar sanos y en caso de algún positivo por Covid-19 aislarlo de inmediato.

La temporada se cumplirá en 100 apretados días, con las tres grandes seguidas, los monumentos y carreras diversas de un semana. Será extraño vivir la Milán San Remo o Il Lombardía en agosto, el Tour en septiembre, y que decir la Vuelta entrando en noviembre.

Una temporada que en lo deportivo alterará el rendimiento físico de los ciclistas y que dará importancia muy elevada al factor psicológico.

“Será una temporada muy apresurada, con un calendario muy antitécnico porque habrá carreras muy pegadas que no dan ninguna recuperación fisiológica, por el solo hecho de quedar bien con los organizadores. Creo que eso va en detrimento del espectáculo”, aseguró a EFE el técnico colombiano Fernando Saldarriaga, formador, entre otros, de Nairo Quintana.

El calendario confeccionado “para salvar al ciclismo”, señala Saldarriaga, “fue la mejor solución, pero habrá aspectos que van a ir en detrimento de la condición de los corredores, que en este caso son los más sacrificados”.

El factor climático exigirá una adaptación que no todos asumirán de la misma forma, por lo que se prevén, según el experto “muchas sorpresas”, de manera que líderes pronosticados para ganar, podrían no hacerlo.

 TE PUEDE INTERESAR

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

VIA TWITTER
VERSIÓN DIGITAL
INSTAGRAM TRICOLOR