Buenos Aires
17°
Despejado

Moda sin carne y hueso.

por | Dic 22, 2020 | Entretenimiento, Tritop

Por Jeanily Berné

La era digital es una realidad que se adelantó aun más gracias a la pandemia y el mundo de la moda no escapó de esto. 

Tal parece que lo real y lo virtual se está mezclando al punto de que a veces ni siquiera podemos notarlo. En instagram hemos visto celebridades que jamás te las vas a topar por la calle ni de casualidad. 

Tal es es el caso de Lil Miquela, una celebridad virtual que ya ha modelado con marcas como Prada y Channel, ha sido modelo en la revista Vogue, ha hecho colaboraciones en video musicales y hoy es además de youtuber, es una cantante famosa.

Aunado a esto, desafiando aún más el estándar de la belleza femenina y el concepto de la inclusión y diversidad, llega a invadir las pasarelas, Shudu gram, la primera supermodelo digital. Fue creada por el fotógrafo Cameron-James Wilson, en un momento donde lo invadía la depresión, ya que sentía que cómo fotógrafo la gente simplemente apreciaba el arte en revistas y al otro día las desechaba. Wilson dijo: “no era feliz con mi trabajo. Ella me salvó; le agradezco a Shudu que me haya inspirado tanto”, afirma el británico.

Su depresión le llevó de regreso a su Dorset natal en 2017, en el suroeste del Reino Unido, y allí se encerró durante tres meses para aprender a crear en 3D solo con tutoriales en YouTube e internet.

Shudu, está inspirada en la Barbie Sudáfrica; Margot, representativa de la estética francesa. De hecho, Wilson ya tiene dos modelos virtuales : Brenn.gram, una curvy afrocaribeña que luce estrías, y Galaxia.gram, la “primera supermodelo alienígena del mundo”.

Todas ellas se engloban en The Digitals Agency, la agencia de modelos digitales que hoy ocupa las horas de Cameron-James y marcas como Balmain, ya han apostado a este fotógrafo convertido en artista 3D.

Hoy sus amigos de toda la vida le congratulan y le dicen que siempre sabían que triunfaría. Pero esta admiración era puro escepticismo cuando le veían encerrado en su casa creando donuts y tazas de té en 3D para aprender a usar un software.

La intención a largo plazo del británico es crear mujeres representativas de todas las culturas, aunque dice que representar la genialidad humana es casi imposible, hace su mejor esfuerzo.

Estos personajes virtuales han introducido un elemento hasta ahora no discutido en el debate sobre la diversidad: la irrupción de modelos hechas de bits en un mundo controlado por las de átomos.

 TE PUEDE INTERESAR

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

VIA TWITTER
VERSIÓN DIGITAL
INSTAGRAM TRICOLOR